La alergia al maní aparece cuando el cuerpo responde de manera normal a los maníes. La reacción puede variar de leve a potencialmente mortal. Incluso una cantidad muy pequeña de maní puede derivar en una reacción grave. La alergia al maní se observa especialmente en los niños.

Esta condición puede ser grave. Requiere atención médica.

La alergia se presenta cuando el cuerpo está expuesto a las proteínas del maní. El cuerpo confunde las proteínas como sustancias nocivas, y el sistema inmunitario libera químicos en el torrente circulatorio, lo que causa síntomas.

El contacto con el maní puede producirse en los siguientes casos:

  • Comer maní, alimentos que lo contienen o alimentos que estuvieron en contacto con el maní
  • Tocar los maníes
  • Inhalar partículas que contengan maní (p. ej., harina de maní)