PD_Medicine and Healthcare_MHE_046 La insulina es una hormona del organismo que ayuda a controlar los niveles de glucosa en la sangre. Ayuda a transportar la glucosa desde el torrente circulatorio hasta las células para proporcionarles energía. Todas las células necesitan glucosa para realizar sus funciones.

Las personas con diabetes tipo 1 no pueden producir insulina. Mientras que las personas con diabetes tipo 2 pueden producir insulina, pero el cuerpo es resistente a esta y no puede usarla como corresponde. Como resultado, la glucosa se acumula en el torrente circulatorio y las células mueren de hambre, lo que puede causar graves problemas de salud.

Si padece diabetes, puede necesitar aplicarse inyecciones de insulina para compensar la incapacidad del cuerpo de producir o usar la insulina que se produce naturalmente. Podría necesitar entre una y cuatro inyecciones por día. Además de una aguja, la medicación puede administrarse por medio de un lápiz o una bomba especiales.

La cantidad de insulina que necesita depende de diversos factores, como los siguientes:

  • Peso corporal
  • Porcentaje de grasa corporal
  • Nivel de actividad física
  • Dieta
  • Otros medicamentos que tome
  • La salud emocional, incluido el nivel de estrés
  • Salud en general