El cerebro es la parte más grande del encéfalo. Está formado por un hemisferio izquierdo y un hemisferio derecho. En la mayoría de las personas, el hemisferio derecho se encarga de las funciones en el lado izquierdo del cuerpo y de muchas funciones cognitivas.

Cuando se interrumpe la irrigación sanguínea del lado derecho del cerebro, se produce un accidente cerebrovascular (ACV) del hemisferio derecho. Sin el oxígeno y los nutrientes de la sangre, el tejido cerebral muere rápidamente.

Cerebro
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Hay dos tipos principales de ACV: isquémico y hemorrágico. Los accidentes cerebrovasculares isquémicos son el tipo más frecuente de accidente cerebrovascular.

Los accidentes cerebrovasculares isquémicos son causados por una obstrucción del flujo sanguíneo, que puede deberse a lo siguiente:

  • Un trombo formado en otra parte del cuerpo, como el corazón o el cuello, que se desprende y viaja con la sangre hasta quedar atrapado en un vaso sanguíneo que irriga sangre al cerebro
  • Un trombo que se forma en una arteria que irriga sangre al cerebro
  • Un daño en la pared de una arteria que irriga sangre al cerebro, denominado disección arterial.

Un accidente cerebrovascular hemorrágico es causado por la ruptura de un vaso sanguíneo. Al romperse, el vaso sanguíneo derrama sangre, la cual se estanca en el cerebro. Esto interrumpe el flujo sanguíneo y provoca una acumulación de presión sobre el cerebro.

ACV hemorrágico en comparación con el isquémico
factsheet image
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.