El intestino neurogénico se produce cuando el organismo tiene problemas para almacenar y eliminar la materia fecal desde los intestinos debido a daños en el sistema nervioso.

Intestinos
Normal Anatomy of the Large and Small Intestine
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

El proceso de digestión es controlado en parte por mensajes que se envían entre el cerebro y el sistema digestivo. Estos mensajes se envían a través de los nervios. Cuando estos nervios están dañados, los mensajes entre el cerebro y el sistema digestivo se bloquean. Esto impide que los intestinos funcionen de manera adecuada.

La médula espinal recorre el organismo desde la base del cerebro hasta la región lumbar. Existen dos tipos principales de intestino neurogénico, según el lugar de la médula espinal donde se produce el daño.

Colon espástico

Esto sucede cuando hay daño alrededor del cuello o el tórax. Los mensajes entre el colon (intestino grueso) y el cerebro se interrumpen. En consecuencia, es posible que una persona no sienta la necesidad de evacuar. Sin embargo, la materia fecal continúa acumulándose en el recto. La acumulación causa un reflejo que provoca la reacción del recto y del colon, lo que da origen a una evacuación sin aviso.

Intestino flácido

Esto sucede cuando hay daño alrededor del extremo inferior de la médula espinal. Cuando estos nervios inferiores están dañados, una persona no puede sentir cuando necesita tener una evacuación. Asimismo, es posible que el reflejo se reduzca, de modo que el recto tiene dificultad para eliminar la materia fecal. Esto podría conllevar al estreñimiento.