La arteria coronaria izquierda anómala (ACIA) es un defecto cardíaco poco frecuente.

Habitualmente, la arteria coronaria izquierda transporta la sangre oxigenada al músculo cardíaco. La sangre oxigenada proviene de la aorta.

Con ACIA, la arteria coronaria izquierda no está conectada a la aorta. En cambio, está conectada a la arteria pulmonar. Esto significa que la sangre no tiene oxígeno suficiente en ella proveniente de los pulmones. Con este defecto, los músculos del corazón reciben sangre que tiene poco oxígeno. La sangre también se filtra y retrocede a la arteria pulmonar debido a la baja presión de esta arteria.

Las arterias coronarias
si1902_the coronary arteries
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

ACIA se puede detectar en los recién nacidos. En algunos casos, es posible que no se detecte hasta que el bebé tenga entre dos y seis meses. En casos raros, se diagnostica en niños mayores.

ACIA es un defecto congénito. Esto significa que el bebé nace con este. No se sabe a ciencia cierta por qué la arteria coronaria izquierda de algunos bebés no se desarrolla de forma normal.