La leucemia es un tipo de cáncer. Se manifiesta en la médula ósea. Aquí es donde se producen las células sanguíneas. Las células de leucemia no funcionan de manera normal. No pueden realizar lo que hacen las células sanguíneas normales. Por ejemplo, los glóbulos blancos combaten las infecciones. Si las células no crecen de manera adecuada debido al cáncer, el cuerpo no puede protegerse de las infecciones. La leucemia también puede afectar los glóbulos rojos y las plaquetas.

Hay diferentes tipos de leucemia, pero los dos tipos que son más frecuentes en los niños son:

  • Leucemia linfocítica aguda (LLA): afecta las células llamadas linfocitos. Estas células forman parte del sistema inmunitario. Con la LLA, se producen demasiados linfocitos. Las otras células sanguíneas no pueden obtener los nutrientes para desarrollarse adecuadamente. El cuerpo no puede combatir las infecciones.
  • Leucemia mieloide aguda (LMA): afecta las células que normalmente se desarrollan en otras células. Dado que las células no pueden funcionar adecuadamente, el cuerpo está más expuesto a las infecciones.
White Blood Cells
White Blood Cells
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Con este tipo de cáncer, el material genético no está funcionando adecuadamente en las células de la médula ósea. Esto afecta la manera en que las células se desarrollan y funcionan.