La cetoacidosis diabética (CAD) se produce cuando el azúcar en la sangre de una persona (glucosa) es demasiado elevado debido a que no hay suficiente insulina. Por lo tanto, el cuerpo comienza a quemar grasa para obtener energía. La grasa se descompone en ácidos, lo que hace que aumente la concentración de ácido en la sangre. Estos ácidos aparecen como cetonas en la orina y en la sangre. La CAD es una condición grave que puede provocar el coma o la muerte si no se trata.

La causa más frecuente de esta situación es la diabetes tipo 1 y, a veces, tipo 2 incontrolada.