Los lactantes o los niños pequeños que son tratados violentamente o sacudidos y reciben golpes en la cabeza contra algún objeto pueden lastimarse gravemente o morir. Las lesiones producto de este abuso se conocen como síndrome del niño maltratado.

Los músculos del cuello de los niños pequeños, especialmente los bebés, no son lo suficientemente fuertes como para sostener el peso de la cabeza. Los movimientos de sacudida también mueven hacia adelante y atrás el frágil cerebro dentro del cráneo. Estos tipos de movimientos pueden desgarrar los vasos sanguíneos pequeños, lo cual produce lesiones graves y hemorragia en el cerebro y los ojos. El síndrome del niño maltratado por lo general sucede cuando alguno de los padres u otra persona a cargo del cuidado se enoja o se frustra con el bebé, a menudo porque no deja de llorar.

Contusión cerebral por traumatismo cervical: efecto similar en el síndrome del niño maltratado
Trauma cerebral por latigazo cervical
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.