La reparación de labio leporino y paladar hendido consiste en cirugías para:

  • Cerrar la abertura del labio superior (labio leporino).
  • Cerrar la abertura del paladar duro o el tejido blando en la parte posterior de la boca (paladar blando).

Estas reparaciones son dos cirugías separadas que a veces se realizan juntas, dado que un niño que nace con labio leporino también puede tener paladar hendido.

Bebé Con Labio Leporino
Imagen informativa de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

El labio leporino y el paladar hendido son defectos congénitos. Las cirugías se realizan para corregir estos defectos. Si no se tratan, el niño puede tener muchas complicaciones, como:

  • Infecciones del oído: es posible que los líquidos no drenen de forma adecuada del oído.
  • Daño auditivo
  • Trastornos del habla
  • Problemas dentales (falta o malformación de piezas dentarias)
  • Problemas de alimentación: un bebé con labio leporino puede tener dificultades para la succión. Un paladar hendido puede hacer que la leche materna o la leche maternizada ingresen en la cavidad nasal.

Habitualmente la cirugía se realiza a edad temprana.

  • Labio leporino: entre los 3 y los 6 meses.
  • Paladar hendido: entre los 9 y los 18 meses.

Reparación de labio leporino

Durante la reparación de labio leporino, los objetivos son:

  • Cerrar la separación en el labio.
  • Crear una curva en la parte media del labio superior.
  • Formar una distancia adecuada entre el labio superior y la nariz.

Cirugía de paladar hendido

Durante la cirugía de paladar hendido, el objetivo es que el área del paladar funcione normalmente. Esto incluye el desarrollo correcto de los dientes y de la mandíbula, así como también del habla.