La toxicidad por arsénico ocurre cuando una persona está expuesta al arsénico. El arsénico es un elemento natural de la corteza de la Tierra. No tiene olor ni sabor. Si sospecha que ha estado expuesto al arsénico, comuníquese de inmediato con el médico.

Hay dos formas principales de arsénico:

  • Arsénico inorgánico: arsénico combinado con oxígeno, cloro o sulfuro que se encuentra en el ambiente
  • Arsénico orgánico: arsénico combinado con carbono e hidrógeno que se encuentra en animales y plantas

El arsénico inorgánico suele ser más perjudicial que el arsénico orgánico.

El arsénico se encuentra naturalmente en el suelo y en los minerales, y puede ingresar en el aire, el agua y el suelo. También se usa:

  • Para preservar la madera o tratarla a presión (este uso se está eliminando progresivamente, excepto para aplicaciones específicas como durmientes de ferrocarril o postes de electricidad, pero todavía hay reservas antiguas que pueden representar un riesgo)
  • Como pesticida
  • Para producir vidrio
  • En la fabricación de cobre y otros metales
  • En la industria electrónica
  • En medicina

La toxicidad por arsénico puede ocurrir cuando una persona está expuesta a cantidades tóxicas de arsénico debido a las siguientes situaciones:

  • Respirar aire que contiene arsénico
  • Comer alimentos contaminados con arsénico
  • Beber agua contaminada con arsénico
  • Vivir en áreas con altos niveles naturales de arsénico
  • Trabajar en un entorno que implica el contacto con arsénico

Pulmones
BQ00001
El arsénico se puede inhalar por los pulmones.
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.