Los discos intervertebrales están ubicados entre cada hueso de la columna (vértebra). Cuando se dañan, estos discos pueden presionar los nervios en el punto de salida de la médula espinal. Una discectomía intervertebral es una cirugía de la espalda que elimina todos o parte de estos discos. El procedimiento se realiza con mayor frecuencia en los discos lumbares (ubicados en la parte inferior de la espalda). También puede realizarse en los discos cervicales, en el cuello. Existen dos métodos para esta cirugía:

  • Procedimiento abierto: se realiza una incisión grande.
  • Microdiscectomía: se realizan pequeñas incisiones y el médico inserta instrumentos diminutos a través de las mismas.

Estos discos normalmente actúan como almohadones entre los huesos. Los discos pueden dañarse o secarse con la edad. Una lesión también puede hacer que un disco sobresalga (o que se produzca una hernia). Estos cambios pueden presionar los nervios que salen de la columna vertebral. Esto puede causar dolor, sensación de entumecimiento y debilidad.

Discectomía laparoscópica
discectomía laparoscópica, pequeña
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

El mejor momento para someterse a esta cirugía es discutible. Esto se debe a que, para algunos pacientes, someterse a una cirugía tempranamente podría no reducir el dolor o la discapacidad. En la mayoría de los casos, se recurre a la cirugía solo después de que otros tratamientos fracasaron. Por lo general, otros tratamientos incluyen:

  • Reposo
  • Fisioterapia
  • Medicamentos

El objetivo de la cirugía es eliminar el dolor, la debilidad y el entumecimiento causados por la presión del disco sobre un nervio. Es posible que se sienta alivio inmediatamente o que la raíz del nervio tarde meses en curarse. En algunos casos, es posible que los síntomas no mejoren. El médico lo evaluará con cuidado antes de la cirugía para determinar cuál es la mejor opción.