La toxina botulínica se produce a partir de un tipo de bacteria Es una toxina que afecta los nervios. Una inyección introduce esta toxina en el músculo. Allí, bloquea la liberación de la señal química de los nervios a los músculos. Esto disminuye la contracción muscular.

La toxina botulínica se usa con fines estéticos y médicos. El proceso de inyección suele denominarse “inyección de botox”, aunque se puede usar cualquier marca de toxina botulínica.

La inyección está aprobada por la FDA para tratar:

La inyección también se usa para tratar otras condiciones, por ejemplo:

  • Dolores de cabeza por tensión
  • Acalasia: espasmo de los músculos esofágicos que dificultan la deglución
  • Disfonía espasmódica
  • Espasmos musculares a causa de parálisis cerebral
  • Espasticidad relacionada con la esclerosis múltiple
  • Espasticidad en los músculos de las piernas y los brazos a causa de una lesión cerebral o un accidente cerebrovascular
  • Distonía focal de las extremidades
  • Incontinencia a causa de problemas en la vejiga
  • Trastornos en el esfínter externo del ano
  • Dolor de los nervios periféricos
  • Trastorno de la articulación temporomandibular (trastornos de la mandíbula)
Estrabismo
Ojo perezoso
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.