La retina es una capa de tejido sensible a la luz. El tejido recubre la parte trasera del ojo. La retina convierte las imágenes visuales en impulsos nerviosos en el cerebro, los cuales permiten la visión. La retinopatía de la prematuridad (RDP) es una afección poco frecuente que ocurre en los ojos de los lactantes que:

  • Nacen prematuros
  • Nacen con bajo peso

Con esta afección, los vasos sanguíneos de la retina crecen de forma anormal. Esto puede provocar hemorragia y cicatrices en la retina. En los casos más graves, esto puede hacer que la retina se separe de la parte trasera del ojo. En general, la RDP se cura por sí sola. La mayoría de los lactantes no requieren tratamiento. En una pequeña cantidad de casos, la RDP puede causar pérdida de la visión o ceguera.

Anatomía Normal del Ojo
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

La mayoría de las veces, la RDP ocurre en lactantes que nacen de forma prematura o con bajo peso. Se desconoce la causa exacta.