Tener sobrepeso o estar obeso significa que el peso está por encima del rango de peso ideal. Los rangos del peso apropiados se calculan mediante el índice de masa corporal (IMC). En el caso de cualquier persona menor de 20 años de edad, estas escalas se basan en la altura, el peso, el sexo y la edad. El IMC de niños y adolescentes es diferente del de los adultos. Esto se debe a que se los compara con los resultados de IMC de otros niños y adolescentes del mismo rango de edad. Esta medida adicional toma en cuenta que los niños y los adolescentes aún están creciendo. Los niveles de IMC de cualquier persona menor de 20 años son los siguientes:

  • Bajo peso: IMC igual o inferior al percentil cinco para el grupo etario
  • Peso ideal: IMC entre los percentiles cinco y 84 para el grupo etario
  • Sobrepeso: IMC entre los percentiles 85 y 94 para el grupo etario
  • Obeso: IMC igual o superior al percentil 95 para el grupo etario

Las calorías ingresan al cuerpo a través de los alimentos y las bebidas. Se utilizan para:

  • Actividad física
  • Funciones corporales básicas

El aumento de peso excesivo ocurre cuando no se mantiene este equilibrio entre las calorías ingeridas y las calorías utilizadas. Si esto sucede con regularidad, provocará obesidad. Algunas cosas que pueden hacer que los niños y los adolescentes ingieran más calorías de las que usan son:

  • Malos hábitos alimenticios
  • Estilo de vida sedentario (inactivo)
  • Comer excesivamente o realizar comilonas
  • Tomar determinados medicamentos
  • Padecer alguna enfermedad o afección