La toracoscopía videoasistida (VATS) es un tipo de cirugía torácica que requiere únicamente la realización de aperturas diminutas en el pecho. Durante la VATS, el médico realiza incisiones pequeñas y utiliza una pequeña cámara (denominada toracoscopio) y otros instrumentos pequeños para la cirugía. Las imágenes de la cámara se envían a monitores de televisión. El médico se basa en estas imágenes para realizar la cirugía.

La VATS se utiliza para diagnosticar y tratar varias afecciones. Los motivos frecuentes por los que alguien debe someterse a una VATS incluyen:

Cáncer de pulmón
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

En comparación con procedimientos más tradicionales, la VATS puede causar:

  • Menos dolor y una recuperación más rápida
  • Internación más corta en el hospital
  • Menos complicaciones
  • Menos cicatrización