Un catéter central es un tubo largo y delgado que se inserta en una vena grande. Se utiliza para administrar medicamentos, productos nutritivos, líquidos intravenosos y quimioterapia.

Existen tipos diferentes de catéteres centrales, entre ellos:

  • Catéter central de inserción periférica (catéter PICC): se enhebra en una vena del brazo hasta llegar a la vena más grande cercana al corazón.
  • Catéter central no tunelizado: se inserta en una vena grande del cuello o la pierna; el extremo del catéter queda fuera de la piel.
  • Catéter central tunelizado: se inserta en la vena del cuello y se "tuneliza" por debajo de la piel. El extremo del catéter sobresale de la piel, generalmente por debajo de la clavícula.
  • Catéter de puerto: se inserta en una vena del hombro o el cuello. El puerto queda debajo de la piel y el catéter se tuneliza hasta la vena central. Se accede al puerto mediante una aguja a través de la piel directamente hacia el puerto.

Venas del brazo
BU00002_105433_1.jpg
Un catéter central de inserción periférica se enhebra en la vena del brazo.
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Los catéteres centrales se insertan cuando el paciente necesita:

  • Líquidos o medicamentos a largo plazo
  • Quimioterapia
  • Nutrición, pero no puede recibirla mediante el sistema digestivo
  • Extracciones de sangre reiteradas
  • Transfusiones de sangre
  • Medicación intravenosa cuando el acceso a las venas del brazo es complicado
  • Diálisis

El catéter central suele ser insertado por médicos especializados denominados radiólogos intervencionistas o cirujanos vasculares. Una vez que el catéter está colocado, se lo puede utilizar por un período que puede variar entre semanas y meses.