Cuando usted tiene síndrome compartimental agudo (ACS), se acumula presión dentro de espacios cerrados que sostienen músculos, nervios y vasos sanguíneos. Esto evita que los músculos reciban oxígeno. El ACS puede afectar los brazos, manos, piernas, pies y glúteos.

Síndrome Compartimental en la Parte Inferior de la Pierna
Compartment Syndrome
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Debajo de la piel de los brazos y piernas existen delgadas capas de tejido conectivo llamadas fascia. Éstas envuelven grupos de músculos, nervios y vasos sanguíneos. Ellas crean una unidad llamada compartimento. Cuando se acumula presión en estos espacios cerrados, no tiene a dónde ir. La presión es re-dirigida al compartimento. Cuando la presión alcanza cierto punto, interrumpe el flujo sanguíneo. En el ACS, el trauma acelera este proceso. Los vasos sanguíneos podrían fallar, y el tejido muere.

Causas comunes incluyen:

  • Lesión traumática (p. ej., debido a un accidente automovilístico, lesión por deportes, lesión por arma de fuego)
  • Fractura (relacionada en la mayoría de los casos)
  • Obstrucciones venosas
  • Quemaduras
  • Hemorragia
  • Edema (inflamación de tejidos debajo de la piel)
  • Complicación de cirugía