La pérdida de la voz (también llamada afonía) puede tener varias formas diferentes. La persona puede perder la voz de forma parcial (como una ronquera leve) o puede perder completamente la voz (por ejemplo, la voz suena como un susurro). La pérdida de la voz puede ser gradual o rápida, según la causa. Por lo general, esto se debe a problemas con la caja de voz (llamada laringe). Sin embargo, pueden existir otras causas.

La afonía es diferente a la afasia, que es un trastorno de comunicación.

La Laringe
Imagen informativa de Nucleus
© 2011 Nucleus Medical Media, Inc.

La afonía puede ser causada por: