Taquicardia ventricular es una frecuencia cardiaca anormalmente rápida que se origina en una de las dos cámaras inferiores del corazón, conocidas como ventrículos. Se diagnostica cuando hay tres o más latidos sucesivamente que se originan de un ventrículo, a una frecuencia mayor de 100 latidos por minuto pero menor de 200 latidos por minuto.

La taquicardia ventricular se considera sostenida si dura más de 30 segundos. Cuando esta condición es sostenida, los ventrículos no podrán llenarse con suficiente sangre para que el corazón mantenga la sangre fluyendo adecuadamente por todo el cuerpo. Esto puede provocar presión arterial reducida, insuficiencia cardiaca, y muerte.

El ritmo de los latidos cardiacos puede ser regular o irregular cuando una persona tiene taquicardia ventricular. El diagnóstico de esta condición es desafiante debido a que con frecuencia sucede en situaciones de emergencia y se debe identificar y tratar muy rápido.

Cámaras y válvulas del corazón
anatomía del corazón
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Existen varios factores diferentes que podrían causar taquicardia ventricular. El tejido cicatrizante de un previo ataque cardiaco sanado puede dificultar el funcionamiento de los ventrículos, causando frecuencia cardiaca incrementada. Ciertos medicamentos tienen efectos secundarios que podrían afectar la frecuencia cardiaca.