Los defectos auriculoventriculares septales son defectos cardiacos presentes en el nacimiento.

El corazón se divide en cuatro cámaras que ayudan a que circule sangre a través del cuerpo. Las dos cámaras superiores se llaman aurículas y las dos cámaras inferiores se llaman ventrículos. Existen dos válvulas en medio de las cámaras superiores e inferiores; la válvula tricúspide del lado derecho del corazón, y la válvula mitral del lado izquierdo. El tejido, llamado septo, divide las cámaras y crece a medida que el feto se desarrolla en el útero.

Un defecto auriculoventricular septal es la incapacidad de cualquiera de los tejidos que ayudan a dividir las cavidades a crecer completamente, dejando uno o más “orificios” y posiblemente una válvula con pérdidas en vez de dos válvulas separadas. Es posible que el defecto aparezca como sólo un pequeño orificio, o como orificios múltiples, y problemas en el desarrollo de tejido.

Dependiendo de la severidad del defecto, el corazón puede tener que trabajar mucho más duro para circular correctamente la sangre a través del cuerpo. Con frecuencia se requiere cirugía a corazón abierto para corregir el defecto en bebés antes que haya daño en la circulación pulmonar.

La forma más simple del defecto es defecto septal auricular, el cual es un orificio entre las dos cámaras superiores (aurículas) del corazón, que causa que la sangre fluya de izquiera a derecha en lugar de hacerlo correctamente a través del corazón.

Durante el desarrollo en el útero, el tejido septal no puede crecer de forma correcta, lo que provoca un defecto auriculoventricular septal.

Defecto Septal Ventricular
Defecto en el ventrículo septal
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.