El desprendimiento prematuro de placenta ocurre cuando la placenta se separa del útero antes de que el feto nazca. La placenta es el órgano que brinda nutrición para el feto mientras está todavía en el útero. En un embarazo saludable, la placenta permanece sujeta a la pared uterina hasta después que se da a luz al feto.

Algunas formas de la afección afectan aproximadamente a uno de cada 150 partos. En formas muy severas, el desprendimiento de placenta puede causar la muerte del feto. Esto ocurre con menor frecuencia. La muerte de la madre por desprendimiento prematuro de placenta es muy poco frecuente.

El desprendimiento prematuro de placenta puede provocar lo siguiente:

  • Parto prematuro
  • Anemia fetal
  • Bajo peso al nacer
  • Pérdida considerable de sangre en la madre
  • Muerte fetal

Desprendimiento prematuro de placenta
Desprendimiento de la placenta
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

No se comprende con claridad la causa directa del desprendimiento prematuro de placenta. Es posible que sea una combinación de varios sucesos. Estos pueden incluir:

  • Defecto en la formación o en la estructura de la placenta
  • Niveles bajos de oxígeno dentro del útero
  • Ruptura de la arteria o vena materna, lo que produce hemorragia detrás de la pared de la placenta
  • Lesión en el abdomen por un accidente o una caída
  • Disminución repentina en el volumen del útero, por pérdida considerable del líquido amniótico o por el alumbramiento de un primer gemelo