Fingir estar enfermo es cuando una persona exagera o inventa una enfermedad física o psicológica o lesión para obtener beneficio personal (p. ej., permiso pagado por enfermedad, compensación al trabajador, evitar el servicio militar, obtener compensación financiera). Es un comportamiento voluntario que tiene el propósito de lograr cierto objetivo. No se considera una forma de enfermedad mental, pero puede existir en el contexto de otra enfermedad mental.

Cuando una persona finge que está enferma, no se considera que tiene un trastorno mental, ya que ocurre cuando la persona intencionalmente simula síntomas para su beneficio personal. Cualquier factor externo puede motivar a la persona a fingir que está enferma. A menudo, se asocia con trastornos de personalidad antisocial.