La imagen de resonancia magnética del seno (MRI, por sus siglas en inglés) utiliza ondas radiales magnéticas de gran tamaño para registrar imágenes del interior del cuerpo. Una computadora produce imágenes bidimensionales y tridimensionales. La MRI de seno se utiliza con una mamografía. Se realiza para detectar cáncer de seno y otras anomalías. Existe evidencia de que la MRI de seno puede detectar algunas lesiones que pueden no percibirse con una mamografía.

La MRI de seno se puede usar para:

  • Evaluar anormalidades en el seno vistas en una mamografía
  • Identificar anormalidades en el seno en mujeres (y en algunos casos, en hombres) con tejido denso del seno, implantes, o tejido cicatrizante
  • Examinar implantes de seno
  • Examinar tejido cicatrizante
  • Evaluar el progreso en el tratamiento para cáncer de seno
  • Identificar quistes, conductos agrandados, hematomas, o implantes de seno con filtraciones o rotos
  • Distinguir entre anormalidades benignas y malignas
  • Examinar nódulos linfáticos cerca del seno

Quistes en el Seno
si1587_96472_1
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.