Un hemangioma plano es una marca de nacimiento que causa una porción rojiza-morada de piel. La marca de nacimiento está compuesta de capilares agrandados, los cuales le dan el color distintivo.

Por lo general, los hemangiomas planos ocurren en el nacimiento y típicamente son planos en un inicio, y se pueden volver más oscuros y protuberantes a medida que el niño crece. Generalmente, las marcas de nacimiento se encuentran en la cabeza y cuello, pero pueden ocurrir en cualquier parte del cuerpo.

Los hemangiomas planos adquiridos pueden presentarse a una edad avanzada y pueden ser causados por una lesión traumática. Esto es muy poco frecuente.

Los hemangiomas planos pueden causar problemas emocionales y sociales a causa de su apariencia cosmética.

Los hemangiomas planos pueden ser un solo resultado o pueden estar asociados con anormalidades visuales, del sistema nervioso, u óseas.

Cuando no se asocia con otras condiciones, los hemangiomas planos son anomalías benignas (no hacen daño) de los vasos sanguíneos en la parte superior de la piel.