El ántrax es una enfermedad infecciosa causada por la bacteria Bacillus anthracis. Puede ocurrir en humanos cuando han estado expuestos a animales contaminados o tejido de animales contaminados.

El ántrax se encuentra más frecuentemente en Sudamérica y Centroamérica, Europa del sur y del este, Asia, Africa, el Caribe, y el Medio Oriente. Alguna vez se ha encontrado en ganado silvestre en los Estados Unidos, aunque es poco común. Se encuentra predominantemente en áreas agriculturales de estas regiones.

La bacteria se puede transmitir a humanos mediante inhalación, la piel, o ingestión. La bacteria puede infectar a un humano que respire esporas de un animal contaminado, toque a un animal contaminado (vivo o muerto), o coma carne mal cocida de un animal contaminado.

Los síntomas de ántrax incluyen:

  • Puede producirse una infección cutánea que en un principio parece la picadura de un insecto pero después progresa hasta una úlcera con piel negra y necrótica en el centro.
  • Si se inhala la bacteria, los síntomas iniciales pueden parecer un simple resfrío.
  • El ántrax que se ha ingerido causa severos calambres abdominales, vómito, vomitar sangre, náusea, diarrea, y fiebre.

El ántrax se trata con antibióticos. Si se diagnostica y se trata a temprano, se puede curar la enfermedad. Sin tratamiento o retrasos en comenzar los medicamentos, el ántrax puede ser mortal.

La vacuna contra ántrax no contiene bacterias muertas, debilitadas, o vivas. En lugar de eso, se llama vacuna filtrada de célula libre. Esto significa que la bacteria usada para hacer la vacuna no puede causar la enfermedad.

La vacuna también contiene elementos que permiten un almacenarla fácilmente: aluminio, hidróxido de aluminio en una solución de cloruro de sodio, cloruro de bencetonio, y formaldehído.

Se debe almacenar en un ambiente fresco, de 36ºF a 46ºF, pero no se debe congelar.

La vacuna se administra como tres inyecciones subcutáneas, administradas cada dos semanas. Se aplica una inyección de seguimiento a los 6, 12, y 18 meses después de la inyección original. Se administran inyecciones de refuerzo de la vacuna cada año después de la serie inicial.