La consuelda es una planta verde frondosa altamente cosechada que se ha usado durante siglos como cultivo de alimento para animales y una medicina para humanos. Sin embargo, en el 2001, se retiró del mercado de los Estados Unidos como un suplemento dietético oral, y poco tiempo después, como una fuente comercial de alimento para animales. Se tomaron estas acciones debido a que la consuelda contiene niveles peligrosos de alcaloides tóxicos de pirrolizidina y su uso ha conllevado a lesiones hepáticas severas y muerte.

Tradicionalmente, se decía que el uso tópico u oral de consuelda ayudaba a que los huesos sanaran más rápidamente, y este es el origen de su nombre en latín Symphytum (juntar las piezas). También se usaba oralmente para el tratamiento de problemas digestivos y pulmonares. Las cremas tópicas de consuelda se han usado para tratar heridas menores, moretones, esguinces, y venas varicosas.

La consuelda se incluye comúnmente en ungüentos y cremas que también contienen hierbas tales como aloe, sello de oro, caléndula, y vitamina E. Dichas preparaciones se venden para el tratamiento de heridas menores. Sin embargo, por razones de seguridad, no se debería aplicar consuelda en la piel lastimada. Por lo tanto, no se debería usar para el tratamiento de laceraciones o abrasiones (cortaduras y raspones).

Existe alguna evidencia de que la consuelda tópica podría ser útil en el tratamiento de varias condiciones que involucran dolor en las articulaciones o músculos en los que la piel no está lacerada. Sin embargo, la seguridad permanece siendo una preocupación.

En un estudio doble ciego, controlado con placebo en 142 personas con esguince agudo de tobillo, el uso de crema de consuelda durante 8 días aumentó significativamente el índice de recuperación.1La consuelda probó ser más efectiva que el placebo en mediciones de dolor, inflamación, y movilidad. Se vieron beneficios más modestos en otro estudio doble ciego, que involucró a 203 personas con esguince de tobillo, y que comparó un producto alto en consuelda con uno bajo en consuelda.2

Otro estudio doble ciego, controlado con placebo, que enroló a 215 personas, encontró útil a la crema de consuelda para el tratamiento de dolor en la espalda.13 Finalmente, en estudio doble ciego de 3 semanas de duración en 220 personas con osteoartritisde la rodilla, la crema de consuelda redujo los síntomas significativamente más que una crema de placebo.14

Estudios adicionales, generalmente de baja calidad, sugieren posibles beneficios para tendonitis del hombro y lesiones en la rodilla.3

No se conocen los ingredientes activos de la consuelda, pero podrían incluir ácido rosmárico, colina, y alantonina.