El término "beta glucan" se refiere a una clase de fibras solubles encontradas en muchas fuentes de plantas. El uso mejor documentado del beta glucan involucra la mejoría en la salud cardiaca; la evidencia de beneficio es lo suficientemente fuerte para que la FDA le haya permitido una aseveración en la etiqueta de "saludable para el corazón" para productos que contienen cantidades sustanciales de beta glucan.1 Evidencia mucho más débil apoya el uso potencial de algunos productos de beta glucan para modificar la actividad del sistema inmunológico.

El betaglucan no es un nutriente esencial. Se encuentra en los granos enteros (especialmente avena, trigo, y cebada) y hongos como la levadura de panadero, , y los hongos medicinales maitake y reishi.

Diferentes fuentes alimenticias contienen diferentes cantidades de los varios componentes químicos colectivamente llamados beta glucan. Los granos contienen principalmente beta-1,3-glucan y beta-1,4-glucan. Las fuentes de hongos contienen una mezcla de beta-1,3-glucan y beta-1,6-glucan. También están disponibles productos purificados que contienen sólo la forma 1,3.