El trastorno facticio es una enfermedad mental en la que una persona inventa una enfermedad o lesión. El Manual Diagnóstico y Estadístico (DSM-IV) identifica cuatro tipos de trastornos facticios:

  • Trastorno facticio con síntomas mayormente psicológicos: por ejemplo, la persona actúa como si tuviera esquizofrenia.
  • Trastorno facticio con síntomas mayormente físicos: por ejemplo, la persona actúa como si tuviera dolor de pecho o dolor abdominal. El término "síndrome de Munchausen" a veces se utiliza para hacer referencia a este tipo de trastorno.
  • Trastorno facticio con síntomas psicológicos y físicos
  • Trastorno facticio no especificado: el trastorno facticio por poderes (o síndrome de Munchausen por poderes) pertenece a esta categoría. Ocurre cuando un padre usa a su hijo para obtener atención médica innecesaria para el niño.

Un trastorno facticio puede confundirse con otro tipo de trastorno mental llamado trastorno somatoforme. Si una persona tiene un trastorno somatoforme, entonces no simula estar enferma. La persona realmente cree que tiene algún problema físico. aunque los síntomas se deben realmente a problemas psicológicos. La hipocondría es un ejemplo de un trastorno somatoforme. Una persona que tiene hipocondría teme que un síntoma físico menor, real o imaginario, sea signo de una enfermedad grave.

Un trastorno somatoforme también es diferente a hacerse el enfermo. Esto ocurre cuando una persona simula estar enferma para obtener algún tipo de beneficio evidente, como dinero, alimentos o refugio.

Recibir tratamiento médico
Médico - camilla - paciente
Las personas con trastorno facticio buscan tratamiento médico innecesario.
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Se desconoce la causa exacta del trastorno facticio. Sin embargo, puede ser una mezcla de factores biológicos y psicológicos. Algunas posibles causas pueden incluir:

  • Tener enfermedades frecuentes desde niño
  • Ser abusado o rechazado por un padre
  • Identificarse con alguien que tuvo una enfermedad