Las tenias son lombrices grandes y planas que viven en los tractos intestinales de algunos animales. Éstas se transmiten a los humanos que consumen alimentos o agua contaminados con larvas o huevos de tenias.

Se conocen seis tipos de tenias que infectan a los seres humanos, frecuentemente identificadas por la fuente de infección: carne vacuna, carne porcina, perros, roedores, pescados y enanas (llamadas así por ser pequeñas).

Con frecuencia no hay síntomas a medida que las tenias crecen en los humanos. Casos no tratados pueden ser de amenaza para la vida o conllevar a daño permanente al tejido, pero las infecciones por tenias confinadas a los intestinos se pueden tratar fácilmente con medicamentos.

Conductos digestivos
Conductos digestivos
Las tenias ingresan en el cuerpo humano con agua o alimentos contaminados y se quedan en los intestinos.
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

La infección por tenias en personas por lo general resulta de comer alimentos mal cocidos de animales infectados. Por ejemplo, los cerdos o el ganado vacuno se infectan cuando comen pasto o beben agua contaminada.

Los parásitos maduran en los intestinos del animal en larvas con forma de guisante, y se transmiten a personas que comen cerdo o res. Además, las tenias también se pueden transmitir por el contacto de las manos a la boca, si toca una superficie contaminada y luego toca su boca.