La toxicidad por aluminio ocurre cuando una persona inhala cantidades elevadas de aluminio en el aire o almacena altos niveles de aluminio en el cuerpo.

El aluminio es el metal más abundante en la corteza terrestre y está presente en el ambiente combinado con otros elementos (p. ej., oxígeno, silicio y flúor). La exposición al aluminio por lo general no es dañina, pero la exposición a altos niveles puede causar serios problemas para la salud. Si usted sospecha que ha estado expuesto a altos niveles de aluminio, contacte a su médico.

Debido a que el aluminio se encuentra prácticamente en todos los alimentos, agua, aire, y tierra, las personas pueden estar expuestas a altos niveles de aluminio cuando:

  • Consumen alimentos que contengan altos niveles de aluminio
  • Inhalan polvo de aluminio en el aire en el lugar de trabajo
  • Viven en ambientes polvosos
  • Viven donde se extrae o procesa aluminio
  • Viven cerca de ciertos sitios de desechos peligrosos
  • Viven donde el aluminio es naturalmente alto
  • Reciben vacunas que contengan aluminio