Un médico guía unos pequeños brazos robóticos a través de varias incisiones pequeñas. Este método permite un mayor rango de movimiento que la mano de un médico.