Los síndromes mielodisplásticos (MDS, por sus siglas en inglés) son un grupo de enfermedades que involucran una disfunción en la médula ósea. La médula ósea es el tejido que se encuentra dentro de los huesos; su tarea es crear células sanguíneas maduras provenientes de las células madre. En todas las formas de MDS, este proceso normal de creación de células es interrumpido por una producción excesiva de clones de una célula madre sola. Esto conlleva a una reducción en la producción de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas normales.

La Organización Mundial de la Salud clasificó a los MDS en 8 categorías. Ciertas formas son más graves que otras. Todas son lo suficientemente graves como para requerir atención del médico. El 30% de los pacientes con MDS manifiestan leucemia mieloide aguda (AML; por su sigla en inglés). La leucemia es un cáncer de los glóbulos blancos y de sus células madre. Como resultado de la mayor información acerca de los MDS, los expertos comenzaron a considerarlo como una forma de cáncer.

Ubicación de una Médula Osea Activa en un Adulto
imagen informativa de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Se desconoce la causa de los MDS, pero la investigación ha mostrado que ciertos factores de riesgo están asociados con la enfermedad.