El citomegalovirus (CMV) es una infección común causada por un tipo del virus del herpes. Puede provocar inflamación de los ganglios linfáticos, fiebre y fatiga. La mayoría de las personas que padecen CMV no presentan síntomas de infección y no se dan cuenta de que lo tienen. Las infecciones por CMV suelen producirse en adultos jóvenes. Una vez que se produce la infección, el virus permanece en el organismo toda la vida. Con frecuencia se encuentra en estado inactivo, pero puede activarse debido a situaciones estresantes.

Las infecciones por CMV no suelen causar problemas de salud, excepto en personas cuyo sistema inmunitario se encuentra deteriorado debido lo siguiente:

  • Trasplante de órganos
  • Infección por VIH
  • Medicamentos inmunosupresores

Los bebés que aún no nacieron también corren riesgo de padecer CMV congénito.

Los Órganos linfáticos
Los Órganos linfáticos
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

El virus se transmite entre las personas a través de los líquidos corporales. El CMV puede transmitirse durante:

  • Besos
  • Relaciones sexuales
  • Lactancia
  • Cambio del pañal de un lactante infectado