La salmonella es una bacteria con forma de vara que puede vivir en una variedad de condiciones que incluyen el agua, la tierra, las carnes crudas, las carnes de ave crudas, los huevos, las heces de animales, los insectos y los mariscos crudos. Una vez que la bacteria es ingerida por un anfitrión humano, en 6 a 48 horas, la salmonella se traslada por el estómago hacia el intestino donde provoca inflamación y la producción de toxinas. Por lo general, la condición resultante incluye náuseas, vómitos, calambres abdominales, diarrea y fiebre. Los síntomas duran generalmente de 5 a 7 días y la salmonelosis desaparece sola.

Esta enfermedad puede ser seria en poblaciones vulnerables, incluyendo en las personas mayores y en los bebés, y debería ser tratada por un médico en dichos casos. En raras ocasiones, se pueden producir complicaciones más graves, tales como endocarditis, bacteriemia, osteomielitis e infecciones localizadas.

Endocarditis
Endocarditis bacteriana, válvula aórtica
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

La salmonelosis es provocada por la ingesta de una cepa bacteriana, la salmonella, y la penetración resultante de los organismos en el intestino delgado, donde se manifiesta la inflamación. Los tipos principales de salmonella incluyen:

  • S. enteritidis
  • S. typhimurium
  • S. typhi