La dermatomiositis es una inflamación no infecciosa del tejido muscular y de la piel.

La dermatomiositis y la enfermedad con la que está relacionada, la poliomiositis, pertenecen a una gran categoría de trastornos del tejido conjuntivo que incluyen lupus eritematoso, artritis reumatoide y esclerodermia (esclerosis sistémica).

Se cree que todas representan "trastornos autoinmunes", en las que el cuerpo lanza un ataque en contra de su propio tejido. Estas condiciones crónicas y progresivas conllevan a la destrucción del tejido. Son condiciones potencialmente serias que requieren de la atención de su médico. Entre más pronto se traten estos desórdenes, más favorable será el resultado. Si usted sospecha que tiene dermatomiositis, contacte a su médico inmediatamente.

Aunque se desconoce la o las causas, una infección viral pueden activar el inicio de la dermatomiositis al ocasionar que el sistema inmune del cuerpo identifique erróneamente los tejidos musculares y cutáneos como una amenaza.