El esófago conecta la boca al estómago. Las várices esofágicas son venas anormalmente inflamadas dentro del recubrimiento del esófago. Si no se diagnostica o se trata, las várices esofágicas pueden romperse y conllevar a un sangrado que ponga en peligro la vida.

El Esófago
si55551107_96472_1
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

La presión incrementada en las venas que llevan sangre al hígado (conocida com hipertensión portal) conlleva a la formación de várices esofágicas. La presión incrementada ocasiona que la sangre se reserve en otros vasos más pequeños, incluyendo aquellos en el esófago.

Las condiciones médicas que conllevan al desarrollo de la hipertensión portal y a las várices esofágicas incluyen:

  • Cirrosis hepática
  • Coágulos sanguíneos (de las venas hepáticas, portales y las del bazo)
  • Fístula venosa arterial-portal (conexiones anormales entre las arterias y las venas en el hígado o en el bazo)
  • Ciertas drogas (arsénico, azatioprina, metotrexato y otros)
  • Ciertas infecciones (por ejemplo, esquistosomiasis, un parásito)
  • Insuficiencia cardiaca severa
  • Tumor en el páncreas
  • Enfermedad de Hodgkin
  • Sarcoidosis