La obstrucción del intestino delgado significa que el intestino delgado está parcial o totalmente bloqueado. Cuando esto sucede, los contenidos del intestino no pueden salir apropiadamente del intestino. Las heces fecales, líquido y gas se acumulan dentro del intestino. Esta es una condición potencialmente grave que requiere cuidado médico urgente.

La obstrucción del intestino puede ser causada por un problema "mecánico". En este caso, algo dentro del cuerpo bloquea el movimiento de material a través del intestino.

La obstrucción del intestino también puede ser causada por un íleo, que es cuando el intestino no trabaja correctamente por sí mismo. Este tipo de obstrucción no mecánica se llama íleo paralítico o pseudo obstrucción. Con frecuencia es la causa de obstrucción en bebés y niños.

La obstrucción "mecánica" del intestino delgado tiene muchas posibles causas, incluyendo:

  • Hernias
  • Tejido cicatrizante dejado por operaciones
  • Cálculos biliares (rara vez)
  • Enfermedad de Crohn (una afección intestinal inflamatoria)
  • Tumor del intestino delgado
  • Crecimiento anormal de tejido adyacente al intestino delgado
  • Pliegue en la pared del intestino ( invaginación intestinal)
  • Intestino torcido (volvulus)
  • Cuerpos extraños (objetos que fueron tragados y se quedaron atascados)

El íleo paralítico puede ser causado por:

  • Medicamentos, especialmente narcóticos
  • Infección en el revestimiento del intestino delgado (p. ej., gastroenteritis en los niños más grandes)
  • Abastecimiento reducido de sangre al intestino delgado
  • Cirugía de abdomen, articulaciones o columna vertebral
  • Enfermedad renal
  • Diabetes crónica

Obstrucción del intestino delgado
Imagen de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.