Dos causas de inflamación del escroto incluyen el hidrocele y el varicocele. El hidrocele es líquido acumulado alrededor de los testículos, mientras que hay un varicocele cuando la sangre retrocede en las venas principales que drenan el escroto. Hay dos formas de hidroceles, comunicantes y no comunicantes. Los hidroceles comunicantes están asociados con hernias y suelen observarse en los bebés varones. Los hidroceles no comunicantes son acumulaciones de líquido alrededor del testículo y pueden ocurrir a cualquier edad. Los varicoceles son más comunes en los hombres adolescentes y adultos.

Normalmente, ambas condiciones son indoloras. En los lactantes, los hidroceles no comunicantes suelen resolverse en el primer año de vida y no requieren tratamiento. Los hidroceles comunicantes no tienden a resolverse y necesitan corrección. Los varicoceles aumentan el riesgo de infertilidad y, en general, se tratan si se presentan en adolescentes o en hombres infértiles. En cualquier caso, es importante consultar a su médico si su bebé o niño desarrolla una inflamación en el escroto.

Varicocele
varice testicular
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Hay un hidrocele comunicante cuando el canal que conecta el escroto con el abdomen (que permite que los testículos desciendan en los bebés) no se cierra correctamente. Esto permite que el líquido se "filtre" dentro del escroto. Los hidroceles no comunicantes ocurren cuando se acumula líquido en los tejidos que rodean al testículo. Los hidroceles también pueden ser causados por lesiones o infecciones en el área escrotal o por un tumor testicular.

Se produce un varicocele cuando la válvula de la vena principal del escroto no funciona correctamente y permite que la sangre retroceda. Los varicoceles rara vez son causados por tumores renales u otros tumores en el lugar de los riñones (retroperitoneo).