El cáncer vaginal es una enfermedad poco frecuente por la cual crecen células cancerosas a partir de células que forman parte del revestimiento vaginal. La vagina es un tubo que conecta la vulva (órganos genitales externos) al cervix (extremo inferior del útero). A la vagina también se le llama el "canal de parto."

El cáncer ocurre cuando las células en el cuerpo (en este caso células vaginales) se dividen sin control ni orden. Generalmente, las células se dividen de forma regulada. Si las células siguen dividiéndose incontrolablemente cuando no se necesitan nuevas células, se forma una masa de tejido, llamado crecimiento o tumor. El término cáncer se refiere a tumores malignos, que pueden invadir el tejido cercano y propagarse a otras partes del cuerpo. Un tumor benigno no es invasivo ni se propaga.

Existen dos formas de cáncer vaginal:

  • Carcinoma espinocelular: ocurre en el revestimiento de la vagina
  • Adenocarcinoma: ocurre en el área de la vagina que está recubierta por células similares a las de las glándulas del cuello uterino y el útero
    • Un tipo especial de este cáncer llamado adenoma de célula clara ocurre en mujeres que estuvieron expuestas a un medicamento llamado dietilstilbestrol (DES) (ahora prohibido) mientras estuvieron en el útero de su madre. Este medicamento se introdujo a finales de la década de 1930 y ya no se usó después de 1971, así que se espera que la frecuencia de este tipo particular de adenocarcinoma disminuya con la población expuesta.

Órganos genitales femeninos
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Se desconoce la causa exacta del cáncer vaginal. Sin embargo, se conocen varios factores de riesgo: