La hidronefrosis ocurre cuando la orina se acumula en los riñones y no puede drenarse fuera de la vejiga. Los riñones se inflaman a causa del exceso de orina. La condición puede afectar uno o ambos riñones. La hidronefrosis no es una enfermedad por sí misma, sino que es una señal de otra enfermedad o padecimiento que afecte los riñones. La inflamación de los riñones puede conllevar a daño renal.

Esta es una enfermedad seria que requiere del cuidado de su doctor. La mayoría de los pacientes que tienen hidronefrosis no lo saben hasta que ya ha dañado al riñón. Por lo tanto, si está en riesgo de esta condición, es importante estar bajo el cuidado de un médico.

Cálculos del Riñón, del Uréter y de la Vejiga
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

La hidronefrosis es causada por dos problemas en el sistema urinario. Una obstrucción puede evitar que la orina drene fuera de los riñones. O, una condición llamada reflujo puede causar que la orina fluya de regreso a los riñones desde la vejiga.

Las condiciones que podrían causar hidronefrosis incluyen:

  • Una obstrucción o defecto en el sistema urinario que se presenta en el nacimiento
  • Cálculos renales
  • Un coágulo sanguíneo
  • Cicatrización de los uréteres (tubos que conectan a los riñones con la vejiga)
  • Un tumor en el área pélvica (como la vejiga, cervix, colon o próstata)
  • Hipertrofia prostática benigna
  • Útero agrandado durante el embarazo
  • Persistente infección urinaria en los riñones
  • Vejiga neurogénica
  • Lesión de las estructuras del sistema urinario (p. ej., aquellas provocadas por cirugías o traumatismos)