Un queloide es una formación adicional de tejido cicatricial sobre una herida en la piel. Se forma más allá de los bordes de la herida de la piel. Un queloide puede variar en tamaño desde uno a varios centímetros. No son perjudiciales para la salud en general.

Los queloides pueden ocurrir en cualquier parte, pero son más comunes en:

  • Lóbulos de los oídos
  • Hombros
  • Parte superior de la espalda
  • Pecho
  • Parte posterior del cuero cabelludo y cuello

El tejido cicatricial es parte del proceso normal de cicatrización. En los queloides, el tejido cicatricial crece de manera descontrolada. La cicatriz continúa creciendo incluso después de que se ha cubierto la herida. El crecimiento puede continuar durante semanas o meses.