El trastorno de personalidad antisocial es una condición psiquiátrica que causa un patrón en curso de manipular a otras personas y violar sus derechos. Las personas con este trastorno no siguen las normas de la sociedad y con frecuencia rompen la ley. Es característico que las personas con este diagnóstico sean completamente indiferentes a los sentimientos y al dolor ajenos, y que muestren un patrón profundo de falta de remordimientos junto con decisiones irresponsables.

El trastorno de personalidad antisocial es mucho más común en hombres que en mujeres. Para ser diagnosticado con el trastorno, una persona debe tener al menos 18 años de edad pero haber tenido síntomas de trastorno de conducta antes de los 15 años de edad. Estos síntomas incluyen agresión hacia personas o animales, destrucción de propiedad, falsedad o robo y seria ruptura de las reglas.

Es importante buscar tratamiento no sólo para ayudar a la persona con el trastorno sino también para proteger a otras personas que puedan estar afectadas por el comportamiento de la persona.

Este trastorno es causado por una combinación de factores genéticos (heredados) y el entorno de la persona, especialmente el entorno familiar. Investigadores creen que pueden contribuir factores biológicos, como química anormal en el sistema nervioso y alteración en las partes del cerebro que afectan el juicio, toma de decisiones, planeación, y comportamiento impulsivo y agresivo.

Corteza prefrontal
Corteza prefrontal
Se cree que esta zona del cerebro es responsable de la conducta, incluso la conducta social adecuada, el juicio y el control de los impulsos. Se cree que el trastorno de la personalidad antisocial se desarrolla por desequilibrios químicos en zonas específicas del cerebro como ésta.
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.