En la enfermedad de reflujo gastroesofágico (GERD, por sus siglas en inglés), el ácido estomacal salpica hacia arriba, o "refluye," y quema al esófago (el tubo que conecta la boca al estómago). Normalmente, un tipo de músculo esfínter mantiene a la parte superior del estómago cerrado, pero varios factores podrían aflojarlo, permitiendo que el ácido aumente más fácilmente. El resultado es dolor en el pecho (acidez). La GERD generalmente empeora al acostarse ya que la gravedad no contiene más el movimiento ascendente del contenido estomacal.

Ciertos alimentos podrían empeorar GERD, incluyendo el alcohol, bebidas carbonatadas, cafeína, chocolate, jugos cítricos, leche y menta. El fumar cigarros también podría incrementar los síntomas. Contrario a las creencias tempranas, no parece que la gente con GERD necesite reducir la ingestión de grasa para ayudar a controlar la enfermedad.1,2

Frecuentemente las mujeres embarazadas desarrollan GERD debido a los cambios en el tono muscular. La conexión entre obesidad y GERD permanece poco clara.

El tratamiento de GERD involucra elevar la cabeza de la cama y usar medicamentos que reduzcan la acidez del estómago. En general, se requieren medicamentos antiácidos más poderosos para GERD que para las úlceras o la gastritis. Los medicamentos de la categoría de la bomba de protones son más efectivos. La cirugía podría recomendarse en ciertos casos.

Si se deja sin tratar, GERD causa alteraciones precancerosas en la parte inferior del esófago (una enfermedad llamada esófago de Barrett), la cual puede desarrollarse en cáncer esofágico. Por esta razón, con frecuencia se le da a la gente con GERD una prueba para evaluar la enfermedad del esófago.

Los medicamentos usados para tratar GERD podrían tender a reducir al cuerpo de ciertos nutrientes - especialmente vitamina B12, pero también folato y varios minerales. El uso de un suplemento multivitamínico/multimineral debe corregir este problema. Para mayor información, vea los artículos sobre los medicamentos específicos en la sección Interacciones con Medicamentos de esta enciclopedia.

DGL (deglicirrhizinazado), una forma especial de la hierba regaliz, ha mostrado algo de promesa para el tratamiento de las úlceras. Se ha estudiado un medicamento (carbenoxolona) que es similar a los ingredientes en regaliz para el tratamiento de GERD, con buenos resultados.3 - 5

Sin embargo, en estos estudios carbenoxolona fue combinada con otros ingredientes, incluyendo antiácidos y ácido algínico (vea el siguiente párrafo). No está claro que la carbenoxolona sola ayudará a GERD e incluso es menos claro que el regaliz por sí mismo ofrezca cualquier beneficio.

Un medicamento sin receta popular para GERD, Gaviscon®, contiene una sustancia llamada ácido algínico. Se piensa que el ácido algínico forma una clase de sello protector en la cima del estómago, reduciendo el reflujo. La alga marina sargazo vejigoso es alta en ácido algínico. Sin embargo, no hay evidencia de que el sargazo vejigoso completo pueda reducir los síntomas de la acidez.

Con frecuencia se recomiendan muchos otros suplementos naturales para el tratamiento de GERD, incluyendo aloe vera, antioxidantes, artenesia, ajo fresco, malvavisco y olmo resbaladizo, pero no hay evidencia científica para apoyar su uso.

Se piensa que la alergia a la leche contribuye a GERD en los bebés.6 Si las alergias alimenticias no es muy claro si juegan un papel significativo en GERD adulto.

Muchos médicos naturopáticos creen que el suplemento hidrocloruro de betaína puede ayudar a GERD incrementando el ácido estomacal. Esto suena paradójico, ya que el tratamiento convencional implica reducir el ácido estomacal. No obstante, de acuerdo a una teoría, la falta de ácido estomacal lleva a la digestión incompleta de proteínas; estas proteínas causan reacciones alérgicas y otras respuestas que llevan a un incremento en el reflujo. De nuevo, la evidencia científica es carente.