En realidad la aromaterapia es una forma de medicina herbal. Sin embargo, en lugar de usar toda la hierba, ésta emplea el aceite aromático que se libera cuando una hierba fresca se condensa o se somete a extracción química. Con frecuencia estos aceites esenciales se usan como fragancias en cosméticos y productos de tocador y algunas veces se usan como medicina.

Cuando se emplean para fines médicos, con frecuencia los aceites esenciales se evaporan en el aire por medio del uso de un humectante. El famoso Vicks® VapoRub® principalmente es una forma de gel de los aceites esenciales de la menta, el eucalipto y el alcanfor. Los aceites esenciales también pueden aplicarse directamente sobre la piel o la ropa para que liberen su aroma cerca del paciente.

Algunas veces los aceites esenciales se consumen de manera oral. En realidad, ésta es una forma de terapia herbal; no obstante, con frecuencia se alude a esta práctica como aromaterapia. Asimismo, los aceites esenciales pueden aplicarse de manera tópica para tratar enfermedades relacionadas con la piel.

La aromaterapia inhalada se ha vuelto un tratamiento suave y popular para reducir la ansiedad leve. También se ha probado para una diversidad de enfermedades respiratorias, náuseas posquirúrgicas y dolores de cabeza por tensión.

El tratamiento tópico con aceites esenciales ha mostrado un valor posible para las infecciones micóticas y para la caída del cabello. El uso oral de los aceites esenciales ha mostrado ser prometedor para diferentes problemas digestivos y respiratorios.