Un factor de riesgo incrementa sus probabilidades de desarrollar cáncer. Modificar los siguientes factores puede ayudar a reducir su riesgo de cáncer estomacal.

Indicaciones Generales

Las indicaciones generales para ayudar a reducir su riesgo de cáncer estomacal incluyen las siguientes:

Dejar de Fumar

Un número considerable de casos de cáncer estomacal pueden estar asociados con fumar. Si usted es un fumador, debería hacer todo lo posible para dejar de serlo. Usted está en riesgo de cáncer estomacal, así como muchos otros tipos de enfermedades graves. Contacte a su profesional en el cuidado de la salud para ver si usted puede usar un sistema alternativo de entrega de nicotina (parche de nicotina, goma de nicotina), hipnoterapia, o grupo de apoyo para ayudarle a hacer este cambio difícil pero importante del estilo de vida.

Para obtener más información acerca de cómo dejar de fumar, pulse aquí.

Dejar de Tomar Alcohol

El alcohol puede ser un factor de riesgo para el cáncer estomacal. Si usted ya bebe abundantemente, consulte a su profesional en el cuidado de la salud para conocer los métodos que le pueden ayudar a dejar de beber.

Recibir Tratamiento para Otras Condiciones Estomacales

La infección con H. pylori, gastritis atrófica crónica, y otras condiciones estomacales crónicas se han asociado con un riesgo incrementado de desarrollar cáncer estomacal. Si usted tiene alguna de estas condiciones, reciba tratamiento médico y lleve a cabo las recomendaciones médicas para el tratamiento.

Evitar la Exposición a Químicos Causantes de Cáncer Estomacal

Usted puede tener un riesgo más alto de lo normal de desarrollar cáncer estomacal si trabaja con metales pesados, caucho, o asbesto. Si usted debe trabajar con estas sustancias, averigüe cómo protegerse mejor de la exposición a químicos a su alrededor. Revise con National Institute for Occupational Safety and Health o Environmental Protection Agency para recibir indicaciones sobre protección.

Consumir una Dieta Nutritiva

Cada vez más estudios suponen que la dieta puede desempeñar una función en la prevención de cáncer. Revise con su profesional en el cuidado de la salud o acuda con un dietista registrado (RD) para aprender a consumir una dieta alta en verduras y fibra y baja en grasas saturadas y carnes. Además, debido a que el cáncer estomacal se ha asociado con alimentos ahumados, salados, y encurtidos, sería buena idea reducir estos alimentos lo más posible.

Para obtener más información sobre consumir una dieta rica en verduras, pulse aquí.

Para obtener más información sobre consumir una dieta baja en grasa saturada, pulse aquí.