El cáncer estomacal (también llamado cáncer gástrico) es un crecimiento anormal y no regulado de las células que conforman el estómago. El estómago es una bolsa que sostiene y almacena alimentos después de comer, y ayuda en el proceso de la digestión.

Cuando usted mastica e ingiere alimento, éste viaja desde su boca hacia abajo en un tubo muscular llamado esófago. El esófago entrega alimentos a su estómago. El estómago está conformado de una variedad de células, incluyendo algunas que producen sustancias que ayudan en la digestión, como ácido y enzimas. El alimento desde el estómago entra al duodeno, la primera parte del intestino delgado, donde continúa la digestión.

El Sistema Digestivo
The Digestive System
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Bajo ciertas condiciones, las células estomacales pasan por cambios que provocan crecimiento descontrolado, y estas células cancerosas crecen más rápido que las células normales. Las células cancerosas también carecen de la capacidad de organizarse de manera normal y tienen la capacidad de invadir otro tejido normal.

Si el cáncer estomacal se detecta muy temprano, puede haber afectado solamente el recubrimiento del estómago, llamado mucosa. Mientas más tiempo se deje crecer el cáncer, es más probable que las células cancerosas invadan otras capas del estómago. El tumor se puede extender directamente más allá del estómago, invadiendo otros órganos y tejidos circundantes, o viaja a través del torrente sanguíneo para invadir órganos y tejidos distantes (como el hígado, pulmones, y/o huesos). Las células del tumor también pueden invadir los vasos que transportan líquido linfático o derramarse en la cavidad abdominal, causando acumulación de líquido abdominal (llamados ascitis).

Quién Es Afectado

Cada año, el cáncer estomacal ataca aproximadamente a 22,800 estadounidenses, y mata aproximadamente a 14,000. En los Estados Unidos, el cáncer estomacal es el 11vo tipo más común de cáncer diagnosticado, y el 14vo más propenso a causar la muerte. Es mucho más común entre poblaciones minoritarias dentro de los Estados Unidos, que va desde la 4ta y 6ta causa más común de muerte por cáncer entre minorías. En todo el mundo, es incluso más común. Mundialmente, el cáncer estomacal se encuentra como el segundo tipo de cáncer más común y la causa número dos de muerte por cáncer (la primera es el cáncer pulmonar) en todo el mundo.

Complicaciones

El cáncer estomacal puede causar sangrado severo, de amenaza para la vida. El sangrado abundante puede causar anemia, que es la falta de glóbulos rojos y una disminución en la capacidad de la sangre para transportar oxígeno a las células de su cuerpo. La anemia lo puede hacer sentir muy débil y cansado. El sangrado abundante también puede causar complicaciones cardiacas, como falta de aliento o palpitaciones (frecuencia cardiaca acelerada), y complicaciones cerebrales, como fatiga o letargo.

El cáncer estomacal puede interferir con la capacidad de su cuerpo para digerir y por lo tanto utilizar nutrición de los alimentos que come, provocando pérdida de peso.

Con el tiempo, el cáncer estomacal no tratado invadirá tejidos circundantes o viajará a nódulos linfáticos cercanos, el recubrimiento de la pared abdominal (el peritoneo), los pulmones, o el hígado. Cuando el cáncer se propaga al peritoneo, usted puede desarrollar ascitis, una acumulación de líquido en su abdomen. Cuando el cáncer se propaga al hígado, usted puede tener ictericia (desarrollar decoloración amarillenta de los ojos y piel) o experimentar dolor en la parte superior derecha del abdomen. Cuando el cáncer se propaga a los pulmones, puede tener falta de aliento y desarrollar tos y sibilancia.