Otros tratamientos para el mieloma múltiple incluyen los siguientes:

Trasplante de médula ósea

La médula ósea es un material suave, similar a una esponja, que se encuentra dentro de ciertos huesos, como las cabezas del fémur y el húmero, el esternón y los huesos de la cadera. La médula ósea contiene células inmaduras llamadas células madre. Las células madre pueden madurar y convertirse en células sanguíneas (leucocitos, glóbulos rojos y plaquetas). Con frecuencia, el cáncer las daña.

En un trasplante de células madre, se recolectan las células madre de la sangre periférica o la médula ósea y se congelan. Luego, se trata el cáncer con quimioterapia en dosis alta. Después de completar el tratamiento con quimioterapia, se vuelven a colocar las células madre en el cuerpo. Estas ingresan al flujo sanguíneo y viajan a la médula ósea. Reemplazan las células madre dañadas y comienzan a producir células sanguíneas sanas. Si se usan sus propias células madre, el trasplante se llama autólogo. Si se usan las células de un donador, se lo llama un trasplante alogenéico.

La mayoría de los pacientes siguen mostrando signos de mieloma múltiple incluso después de un trasplante de médula ósea. Y casi todos los pacientes desarrollan el mieloma nuevamente.

Consideraciones especiales

Del uno al tres por ciento de pacientes mueren durante el tratamiento cuando se usan las propias células del paciente. Cuando se usan células de un donador, el índice aumenta a más del 20 %. El trasplante autólogo es más seguro, pero ambos tienen riesgos. Ninguno de los métodos ha demostrado ser una cura.

Cuándo contactar al médico

Llame a su médico si desarrolla algo de lo siguiente:

  • Signos de infección, como fiebre, tos, rinorrea o piel enrojecida o inflamada
  • Señales de hemorragia anormal, como hemorragia por la nariz o en las encías.
Terapia biológica

Las terapias biológicas reparan, estimulan o aumentan la respuesta del cuerpo al cáncer afectando el sistema inmunitario. Estas terapias pueden utilizarse para combatir el cáncer o para disminuir los efectos secundarios que pueden ser provocados por algunos de los tratamientos del cáncer.

Cuándo contactar al médico

Llame a su médico si desarrolla algo de lo siguiente:

  • Cualquiera de los efectos secundarios mencionados anteriormente
  • Cualquier síntoma nuevo o inusual
Terapia anti-angiogénesis

Antiogénesis es el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos. Algunos tumores cancerosos generan nuevos vasos sanguíneos para aumentar la irrigación sanguínea. Esto les permite vivir y continuar creciendo. La terapia anti-angiogénesis intenta bloquear la irrigación sanguínea al tumor y destruirlo.

En la terapia anti-angiogénesis, se usan diferentes medicamentos. Hable con su médico sobre los que pueden ser útiles para usted.

Cuándo contactar al médico

Llame a su médico si desarrolla algo de lo siguiente:

  • Mareos
  • Dolor, hormigueo o adormecimiento en los pies o las manos
  • Actividad convulsiva
  • Erupción cutánea
  • Fiebre