imagen de píldoras Durante varios años se ha debatido si Accutane (isotretinoína), un medicamento prescrito para casos graves de acné, puede causar depresión y un posterior suicidio en los adolescentes. Aunque la depresión y el suicidio son problemas de salud graves para los adolescentes, no ha habido pruebas coherentes de que Accutane contribuya considerablemente a alguno de ellos.

El acné puede tener un impacto considerable en la perspectiva de la vida de una persona. Algunos estudios han detectado que las siguientes características son comunes entre personas con acné:

  • Aislamiento social
  • Autoestima reducida
  • Confianza en sí mismo reducida
  • Una mala imagen corporal
  • Vergüenza
  • Sentimientos de depresión
  • Enojo
  • Preocupación
  • Frustración
  • Índice más alto de desempleo

Estos efectos negativos con frecuencia están relacionados entre sí y pueden tener un impacto agobiante en la persona socialmente, en el trabajo o en la escuela. Los medicamentos para el acné y los regímenes de tratamiento se han recetado ampliamente para adolescentes y adultos. Accutane es un medicamento que generalmente se utiliza solo después de que se han probado otros tratamientos que no han resultado eficaces. Accutane tiene riesgos médicos y es particularmente peligroso para un feto si la mujer que toma este medicamento está embarazada. Por lo general, los médicos comentan estos riesgos a los pacientes que estén considerando tomar Accutane como parte del proceso de consentimiento informado.