La enfermedad cardiovascular (ECV) es una complicación y causa de muerte prematura entre personas con diabetes. Lamentablemente, muchas personas con diabetes no entienden el riesgo de una enfermedad cardiovascular o qué pueden hacer para evitarlo.

La diabetes es un trastorno en el que el cuerpo no produce insulina, no produce suficiente insulina o no utiliza adecuadamente la insulina que produce (resistencia a la insulina). La insulina ayuda al cuerpo a utilizar su fuente de energía favorita, el azúcar. Sin insulina, la glucosa (azúcar) de los alimentos no puede entrar en las células. La glucosa se acumula en la sangre y los tejidos corporales se vuelven carentes de energía. Los niveles elevados de azúcar a largo plazo pueden dañar las arterias, los riñones, los ojos, los nervios y otros tejidos.

Los adultos con diabetes tienen de 2 a 4 veces más probabilidades de padecer una ECV que las personas sin diabetes. En las personas con diabetes, los niveles altos de glucosa en sangre se asocian con el desarrollo de aterosclerosis. Esta es una afección en la que los depósitos grasos (placa) dañan las paredes de las arterias, y provocan que estas se estrechen y endurezcan. La aterosclerosis, la principal causa de ECV, interfiere con el flujo sanguíneo y finalmente conduce a varias manifestaciones de ECV que incluyen:

¿Por qué existe un riesgo?

Las personas con diabetes tipo 2 con frecuencia tienen un mayor riesgo de padecer una ECV por los siguientes motivos:

  • Sus plaquetas tienen una tendencia adicional a acumularse, lo que conlleva problemas de coagulación y flujo sanguíneo escaso.
  • Tienen tasas más altas de padecer hipertensión y obesidad.
  • Tienden a tener perfiles lipídicos desfavorables, particularmente mayor LDL o colesterol “malo”; niveles bajos de HDL o colesterol “bueno” y niveles elevados de triglicéridos.

Las personas con diabetes que fuman duplican su riesgo de padecer ECV.

¿Cuáles son los grupos de alto riesgo?

Aquellos con el riesgo más alto de padecer diabetes y sus complicaciones de ECV incluyen:

  • Personas con antecedentes de diabetes en la familia
  • Personas con sobrepeso y obesas, especialmente con sobrepeso alrededor de la cintura
  • Personas mayores
  • Poblaciones especiales
    • Afroamericanos
    • Hispanos/Latinoamericanos
    • Indios americanos
    • Asiáticoamericanos
    • Isleños del Pacífico