image La tiamina, también llamada vitamina B1 o aneurina, fue la primera vitamina B que se descubrió. Esta vitamina hidrosoluble se encuentra prácticamente en cada célula del cuerpo. Las vitaminas hidrosolubles se almacenan en el cuerpo en cantidades muy limitadas y se excretan a través de la orina. Por esta razón, es buena idea tenerlas en su dieta diaria. La tiamina también está disponible como suplemento y a través de receta como inyección.

La tiamina ayuda a procesar los carbohidratos, las grasas y proteínas. Específicamente, se necesita producir trifosfato de adenosina o ATP (por sus siglas en inglés), la molécula que transporta la energía principal del cuerpo. La tiamina también es necesaria para la memoria y otras funciones cerebrales.